Países y empresa pueden estar afectados por las mismas V.I.A.Z.

iconografia del subdesarrollo

Las V.I.A.Z.
del subdesarrollo o de la baja productividad ñ
1.Victimización ante las circunstancias
2.Incapacidad para identificar el error
3.Aversión a la responsabilidad, #Hipengiofobia
4.Zanganismo; no hacer nada, esperar que otros trabajen y solo vivir para el disfrute y el placer.

VICTIMIZACIÓN; para explicar esta etapa del esquema que propongo, acudiré al planteamiento de Stephen Karpman, especialista del Análisis transaccional y creador del #TriánguloDramáticodeKarpman.
Karpman dice: “Ante las diferentes situaciones que se presentan en nuestra vida, existen tres formas de reaccionar, que por naturaleza humana, nos empeñamos en actuar. Rol de víctima, Rol de victimario y Rol de salvador”.
Explico el rol de victima para dar sentido a mi propuesta de la VICTIMIZACIÓN. La Victima se caracteriza por necesitar un MESÍAS que lo salve, la víctima es promotor de la crítica, la lastima y la ofensa, envía mensajes de estar indefenso. Nunca estarán cubiertas sus expectativas y siempre estará esperando de los otros algo más. La narrativa dramática en el rol de la víctima es contaminante y desgastante, ya que asume la vida y sus circunstancias desde el dolor y la pena. (Recomiendo buscar más información acerca del triángulo Dramático de Karpman)
INCAPACIDAD PARA VER EL ERROR; siempre tan distraído, ahogado por sus penas e inquietamente deseoso de soluciones inmediatas, que no tiene capacidad para ver, pensar y actuar sobre sus propios errores . Viviendo agotado entre tantas distracciones inútiles que no tiene tiempo para aprender de los más elementales errores de su ordinaria rutina, tropezando a diario con las mismas piedras y algunos, numerosos y frecuentes, peñones.
AVERSIÓN A LA RESPONSABILIDAD, #HIPENGIOFOBIA ; un miedo persistente, obsesivo, irracional y enfermizo ante cualquier tipo de responsabilidad, tanto de las cosas como de las situaciones. No hay compromiso ni para la tarea más banal. La responsabilidad lleva implícita la aceptación de consecuencias, por lo tanto, las consecuencias inherentes de la responsabilidad se ven como un efecto secundario que debe evitarse a como dé lugar.
ZANGANISMO; de vivir como un zángano, la abeja que no trabaja como la obrera pero espera recibir los favores de la abeja reina. El Zángano tiene un enfoque único; destina su vida al placer, ya que su única función es fertilizar a la reina.
Algo más acerca del Zángano el día que logra fertilizar a la reina es el último de su vida, y aquellos zánganos que no logran fecundizar a la reina mueren decapitados por las abejas obreras.
Salir del subdesarrollo tanto en lo macro-económico como en la micro-economía,comienza con simples pautas : cambiar la narrativa de víctima , focalizarse en las cosas claves , evitar distracciones , aprender de los errores , asumir responsabilidades y sus consecuencias y no vivir con un enfoque único de placer como el zángano.
Roy J. Rizo D’Arthenay
Head Coach
coachingfree.org

Como dar un discurso como su majestad en 5 pasos

como dar un discurso como su majestad en 5 pasos
Como dar un discurso como su majestad en 5 pasos
• 1) Verbalice su FELICIDAD y ENTUSIASMO por el momento presente
• 2) APASIONE su ANIMO con los RECUERDOS que refuerzan los vínculos con su invitado
• 3) REFUERCE las COINCIDENCIAS y los lazos comunes
• 4) REFERENCIE los RETOS compartidos
• 5) Haga una Declaración por el porvenir, Levante una copa y BRINDE

A continuación la estructura del #discurso de la #REINAELIZABETH
en el banquete estatal para el presidente de Estados Unidos , #DONALDTRUMP
3 de junio de 2019
Estoy muy contenta de que tengamos otra oportunidad de demostrar la inmensa importancia que ambos países asignan a nuestra relación.
Su Majestad la Reina
Señor presidente,
Me complace darles la bienvenida a usted y a la señora Trump en el Palacio de Buckingham esta tarde, solo doce meses después de nuestra primera reunión en el Castillo de Windsor. Las visitas de los presidentes estadounidenses siempre nos recuerdan la estrecha y duradera amistad entre el Reino Unido y los Estados Unidos, y me complace que tengamos otra oportunidad de demostrar la inmensa importancia que nuestros países asignan a nuestra relación.
En los próximos días, verá algunos de nuestros edificios históricos más preciados, hablará con los líderes empresariales cuya experiencia e innovación impulsan nuestras economías, y se reunirá con miembros de nuestros Servicios Armados, pasados y presentes. También viajará a Portsmouth y Normandía para conmemorar el 75 aniversario del Día D.
Ese día, y en muchas ocasiones desde entonces, las Fuerzas Armadas de nuestros dos países lucharon codo con codo para defender nuestros preciados valores de libertad y democracia. Señor Presidente, en su discurso sobre el Estado de la Unión de este año, usted rindió homenaje a algunos de los héroes estadounidenses que arriesgaron sus vidas, y tenemos una deuda inconmensurable con los soldados británicos, estadounidenses y aliados que comenzaron la liberación de Europa el 6 de junio. 1944.
Hice mi primera visita de Estado a su país por invitación del presidente Eisenhower. Como comandante supremo aliado, tenía la responsabilidad última de la ejecución de los desembarques de Normandía. En su cuartel general en la Plaza de St. James, no lejos del Palacio de Buckingham, los oficiales británicos y estadounidenses trabajaron juntos para planificar la libertad de un continente, y no sería exagerado decir que millones de vidas dependían de su esfuerzo común.
Al enfrentar los nuevos desafíos del siglo XXI, el aniversario del Día D nos recuerda todo lo que nuestros países han logrado juntos. Después de los sacrificios compartidos de la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña y los Estados Unidos trabajaron con otros aliados para construir una asamblea de instituciones internacionales, para asegurar que los horrores del conflicto nunca se repitieran. Si bien el mundo ha cambiado, siempre estamos conscientes del propósito original de estas estructuras: las naciones que trabajan juntas para salvaguardar una paz difícil de conseguir.
Por supuesto, no es solo nuestra seguridad lo que nos une; Pero nuestros fuertes vínculos culturales y patrimonio compartido. Cada año, hay casi cuatro millones de visitas de estadounidenses al Reino Unido, con un gran número de personas que afirman ser de ascendencia británica. Y con su propia ascendencia escocesa, señor Presidente, usted también tiene una conexión particular con este país.
También estamos obligados por la fuerza y la amplitud de nuestros lazos económicos, como los mayores inversores en las economías de cada uno. Las compañías británicas en los Estados Unidos emplean a más de un millón de estadounidenses, y lo mismo es cierto a la inversa.
Señor Presidente, al mirar hacia el futuro, confío en que nuestros valores comunes e intereses compartidos continuarán uniéndonos. Esta noche celebramos una alianza que ha ayudado a garantizar la seguridad y la prosperidad de nuestros pueblos durante décadas, y que creo que perdurará durante muchos años.
Señoras y señores, los invito a todos a levantarse y brindar por el presidente y la señora Trump, por la amistad continua entre nuestras dos naciones, y por la salud, la prosperidad y la felicidad de la gente de los Estados Unidos