SIN ESPERAR A MORIR PARA PODER #RESUCITAR

dignos de resucitar

8 COMPORTAMIENTOS QUE SON DIGNOS DE RESUCITAR
Hoy domingo de pascua de resurrección ,momento de celebración y reflexión para los cristianos , me tomo la licencia para invitar aquellos cristianos y también a los no cristianos para pensar sobre lo que ya no pensamos , sobre lo que ya no sentimos , sobre lo que ya no practicamos ,todo aquello que está ausente en nuestro sentir , pensar y actuar , y al estar de ese modo podemos decir que están muertos y quizás sea oportuno resucitarlos , ya que tenemos ese poder , el de tomar la elección de resucitar cosas que dejamos morir , sobre todo en el transitar de la niñez a la adultez , enumeraré 8 comportamientos que son dignos de resucitar, si sientes que ya no están contigo ,que no forman parte de ti , que han sucumbido ante tu rutina , tus juicios y tu suspicacia .
1. Capacidad de ASOMBRO, sumergido en la cotidianidad ya nada te asombra, todo lo vez obvio…
¿Recuerdas aquel niño que era capaz de identificar figuras en el cielo formadas por cúmulos de nubes?
¿Cuándo fue la última vez que te sorprendiste en medio de la cotidianidad?
¿Cuándo fue la últimas vez que expresaste un real wow?
2. Alegría rutinaria. pues aquí tendrás muchos argumentos para refutar que la alegría no es rutinaria, pues a ti que te gustan los datos comparto esta cifras: LOS NIÑOS SONRÍAN APROXIMADAMENTE 400 VECES AL DÍA… PERO LOS ADULTOS SOLO LO HACEN 20 VECES. (Martin RA, Kuiper NA. Daily occurrence of laughter: Relationships with age, gender, and Type A personality. Humor: International Journal Of Humor Research 1999; 12 (4): 355-84.)
¿Cuántas veces sonríes espontáneamente al día? , recordar que los selfie no cuentan
3. Capacidad de hacer preguntas, los niños al ser curioso, y no tener el temor de ser juzgados por su deseo de aprender y conocer, lazan numerosas preguntas de manera constantes. Los adultos preguntamos menos , siempre andamos proponiendo e indagamos poco, ya que no queremos ser juzgados por las 3 ies que limitan la capacidad indagatoria del adulto , estas son : La Intriga , La Intromisión y La Ignorancia. No temer a los juicios de terceros por hacer nuestras preguntas es el primer paso para revivir la curiosidad y retomar nuestras capacidades indagatorias.
Audita tus conversaciones, ¿cuántas son para proponer? y ¿cuántas son para indagar?
4. AUTENTICIDAD, cada niño es la mejor versión de sí mismo, no andan como los adultos en esa moda del Personal Branding, tratando de vendérsele a las otras personas, en un mundo trivial de la compra y venta de apariencias. Los niños son auténticos. Los niños son tan seguros de sí mismo que incluso cuando tienen miedo, lo declaran, no ocultan sus temores. Además dicen lo que sienten no le ponen ningún filtro
¿Te sientes completamente autentico? ¿Cuánto te esfuerzas por proyectar una imagen para agradar a los otros? ¿Desde cuándo andas ocultando tus temores? ¿Con que frecuencias dice lo que sientes?
5. Lo lúdico , las ganas de jugar a toda hora en todo momento , las ganas de divertirse , de pasarla bien , una frase típica de los niños “ Vamos a jugar que no quiero aburrirme”
¿Es momento de decirle a Lúdico párate y anda?
6. La capacidad de perdonar, es común y popular la frase; “se pelea más que un niño”, pero a esa frase le falta otra cara. Los niños pelean mucho, cierto es, pero sus peleas son rápidas, efervescentes ya que en ellos no existen la emoción del rencor y el estado de ánimo del resentimiento. Los niños suelen ser empáticos y sus lazos de amistad no obedecen a conveniencias ni intereses particulares, su única ambición es pasarla bien y divertirse jugando con el otro.
¿Vive en ti el rencor y el resentimiento?
7. Imaginación, creatividad e Ingenio, común en todo niño capaz de sonar en un mundo de posibilidades, todas están limitadas a su capacidad de imaginar. Un universo abierto a las posibilidades, no cerrado a los esquemas teóricos y limitativos de la lógica.
¿Son todos tus pensamientos convergentes en una lógica con sentido?
Tu capacidad creativa será tan amplia como la capacidad de vuelo del abejorro, que el capaz de desplazarse por el aire rompiendo toda la lógica de la aerodinámica.
8. La Inocencia, esa capacidad que te abre a la confianza a ver siempre lo bueno. Los adultos somos suspicaces, incrédulos y sobre todo somos desconfiados y nos convertimos en seres resignados y pesimistas. El niño por su inocencia tiene el coraje de confiar y de esperar siempre lo mejor. Cuando se pierde la inocencia nace la desconfianza.
¿Qué tan suspicaz eres?
¿Qué necesitas para volver a confiar?
Estos son los ocho comportamientos para resucitar sin esperar a morir, en pro de ofrecer la mejor versión de ti mismo para una Venezuela posible para un mundo mejor
Roy J Rizo D’Arthenay
Head Coach
coachingfree.org

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s