La teoria neurotica del “doing it right the first time” de Philip Crosby y El Martin Pescador de Alan McFayden

Alan_McFadyen_Kingfisher_martin_pescador

El Principio de “hacerlo correctamente la primera vez” (doing it right the first time D.I.R.F.T.) de Philip Crosby, medico, militar, empresario y consultor empresarial. Quien en los años 70 se convirtió en un famoso y respetado Gurú de la calidad.                                                                           

Su principio D.I.R.F.T. se popularizo mucho y a mi juicio fue una de las primeras semillas gerenciales que germino el terror, el miedo a equivocarse, este principio castrador de la innovación establece varios postulados uno de ellos es el siguiente:

El coste de calidad, es el coste de hacer las cosas mal y de no hacerlo bien a la primera.

Quizá esta declaración fue la causante de mucho estrés laboral y de neurosis gerenciales que limitaron la creatividad y la ampliación de la zona de confort ante el pánico de equivocarse

Alan McAllen, el fotógrafo de la vida salvaje, autor de la foto perfecta, que tardo 4.200 horas y unas 720.000 tomas hasta lograr hacer la fotografía perfecta de un martín pescador lanzándose al agua sin salpicar agua. Una toma perfecta en el momento preciso. Si Alan hubiese trabajado bajo el esquema D.I.R.F.T., seguro que el pulso le temblaría y Philip lo mandaría a su casa por no haber hecho las cosas bien y desde el principio.

Hay procesos que demandan una maestría y pulcritud desde el inicio, pero seguro que no están ligados con la innovación. Si este ejemplo no te convence y aun persistes en la neurosis del D.I.R.F.T. recuerda la siguiente frase de Thomas Edison.

“No fracasé , sólo descubrí 999 maneras de como no hacer la bombilla”

frase-no-fracase-solo-descubri-999-maneras-de-como-no-hacer-una-bombilla-thomas-alva-edison-110041

“Si te equivocas equivócate rapidito” Charles Cohen

Roy Rizo

Head Coach

CoachingFree.org

 

 

En Crisis: ¿Tener una Visión y Narrativa Utópica es debilidad o fortaleza?

 

descarga (2)

Toda Narrativa Visionaria, se gesta y se construye en el pensamiento y en el lenguaje, las podemos agrupar en tres tipos, estas son:

Utópicas; las que son idealistas y que son juzgadas, por algunos, como poco concebibles en el momento de su planteamiento. La visión se focaliza en un futuro colectivamente mejor, estas narrativas están cargadas de Optimismo, Entusiasmo y Esperanza. El estado de ánimo que las soporta es la ambición con altruismo, dignidad y ética.

Distopícas; es antónima a la Utópica, su planteamiento igualmente hipotético, está cargada de negatividad, pesimismo y resignación, suelen estar sumergida en la emocionalidad de la tristeza y la depresión, se centran en aseveraciones negativas y limitantes. Se fijan a una área de confort, evitan riesgos, su dialogo es más victimizaste que  protagónico.

Ucronicas; estas narrativas se centran en el pasado, plantando un giro distinto a lo acontecido, genera una nueva realidad basada en el hipotético cambio de lo factico. La emocionalidad que impulsa esta narrativa es por lo general el resentimiento y la no aceptación del pasado, es un vivir con el conflicto por no aceptar el pasado, anclado en él, sin percibir el presente e imaginando un mejor futuro que cambie el pasado que se rechaza. El estado emocional que acompaña los pensamientos y las narrativas Ucronicas son altamente tóxicos, como son la rabia, el rencor y el miedo por aceptar la realidad.

Los Líderes en las crisis deben brindar visiones en pro de un futuro mejor, construido desde la creencia y el esfuerzo individual y en sincronización con lo grupal y colectivo. De adentro para fuera, primero en ti, luego junto con el equipo para después seguir y colaborar con los otros. Las utopías nacen en la introspección retando los paradigmas para luego contagiar a los demás. Toda Utopía debe ser incluyente, digna y ética.

Un líder que en la adversidad no pueda imaginar posibilidades para un mejor futuro y que tenga limitantes para narrar con convicción una visión soñadora y triunfante, capaz de estimular, persuadir y seducir a su equipo, solo cuenta con 3 practicas opciones para decidir:

  1. Aprender Optimismo , leyendo a Martin Seligman y desaprender por cuenta propia el pesimismo

seligma

  1. Buscar ayuda con un Coach Ontológico

 

(Si estas alternativas no lo convencen, aprender, desaprender y buscar ayuda solo le queda…)

 

  1. Ceder el Liderazgo a un colaborador Utópico, Soñador u Optimista.

 

Roy Rizo

Head Coach

Coachingfree.org

Speaker de la OPTITUD