Mis Emociones a mi Servicio

image

El Celebre OG MANDINO hacia referencia al control emocional desde la filosofía del Coaching Ontológico nos inclinamos por aprender a reconocer nuestras emociones para gestionarlas y ponerlas a nuestro servicio de forma integral y ética . Haciendo esta aclaratoria quiero compartir un texto de OG Mandino que a pesar  de su referencial al control emocional es una guía practica para la reflexión y una intervención individual  entre pensamiento y corporalidad  para la gestión emocional.

El Og Mandino

Hoy seré dueño de mis emociones…

Si me siento deprimido, cantaré.
Si me siento triste, reiré.
Si me siento enfermo, redoblaré mi trabajo.
Si siento miedo, me lanzaré adelante.
Si me siento inferior, vestiré ropas nuevas.
Si me siento inseguro, levantaré la voz.
Si siento pobreza, pensaré en la riqueza futura.
Si me siento incompetente, recordaré éxitos del pasado.
Si me siento insignificante, recordaré mis metas.

Hoy seré dueño de mis emociones…
Si se apodera de mí la confianza excesiva, recordaré mis fracasos.
Si me siento inclinado a entregarme con exceso a la buena vida,
recordaré hambres pasadas.
Si siento complacencia, recordaré a mis competidores.
Si disfruto de momentos de grandeza, recorda #OGMANDINO hacia referencia al control emocional desde la filosofía del #coachingontologico nos inclinamos por aprender a reconocer nuestras emociones para gestionarlas y ponerlas a nuestro servicio de forma integral y ética . Haciendo esta aclaratoria quiero compartir un texto de OG Mandino que a pesar  de su referencial al control emocional es una guía practica para la reflexión y una intervención individual  entre pensamiento y corporalidad  para la gestión emocional.

Og Mandino

Hoy seré dueño de mis emociones…

Si me siento deprimido, cantaré.
Si me siento triste, reiré.
Si me siento enfermo, redoblaré mi trabajo.
Si siento miedo, me lanzaré adelante.
Si me siento inferior, vestiré ropas nuevas.
Si me siento inseguro, levantaré la voz.
Si siento pobreza, pensaré en la riqueza futura.
Si me siento incompetente, recordaré éxitos del pasado.
Si me siento insignificante, recordaré mis metas.

Hoy seré dueño de mis emociones…
Si se apodera de mí la confianza excesiva, recordaré mis fracasos.
Si me siento inclinado a entregarme con exceso a la buena vida,
recordaré hambres pasadas.
Si siento complacencia, recordaré a mis competidores.
Si disfruto de momentos de grandeza, recordaré momentos de vergüenza.
Si me siento todopoderoso, procuraré detener el viento.
Si alcanzo grandes riquezas, recordaré una boca hambrienta.
Si me siento orgulloso en exceso, recordaré un momento de debilidad.
Si pienso que mi habilidad no tiene igual, contemplaré las estrellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s