Antes de chocar los guantes “… Not a damn’ thing, if a man can’t fight”,

Let me tell you a story. A rabbi and a priest attend a boxing match. They watch as the boxers come into the ring. The rabbi sees one of the boxers cross himself. So the rabbi turns to the priest and asks, “What does that mean?” The priest says, “Not a damn thing if the man can’t fight.”

Un rabino y un sacerdote van a una pelea de boxeo. Cuando salen los contendientes al cuadrilátero, el rabino observa que uno de ellos se persigna, haciendo la señal de la cruz. Sorprendido, le pregunta al sacerdote… Por que ? que significa eso?
Y el sacerdote le responde – “Absolutamente nada, si un hombre no sabe pelear”.
– Tomado de: The Flight of the Phoenix

Dios nos dio a todos talentos para desarrollar y esta en manos de cada uno prepararse para lograr a través de la práctica constante la disciplina para alcanzar  la maestría . El escritor estadounidense
Malcolm Gladwell  en su libro, llamado: “Outliers. The story of success” ,“Los fuera de serie. La historia del éxito”, en este Best Seller se  describe cómo algunas personas  lograron tener éxito fundamentalmente por alcanzar  10.000 horas de práctica, base de la perfección , la excelencia y la maestría.
Esto se puede cumplir de las siguientes maneras :
10 horas por semana en 20 años, 20 horas por semana en 10 años o 40 horas por semana en 5 años.
Solemos admirar el éxito como un resultado y nos detenemos muy poco en el proceso . Es mas fácil creer que el éxito es producto de la innovación , de una buena idea , del destino o quizás de ayuda divina y no del esfuerzo diario sostenido , constante y perseverante .
Sobre la ayuda divina y el relato  inicial de los boxeadores , santiguarse no sirve de nada para mostrar una competencia , habilidad y maestría , pero sirve  para conectarse con algo mas grande que nosotros  para dedicarle el esfuerzo de nuestra pasión y sacrificio. Ser humilde y ofrecer nuestra obra al servicio de otros o de nuestro Dios no solo por acto de Fe  sino de confianza que hay algo o alguien mas allá que nos fortalece y nos alienta.

Hoy con emoción observe el triunfo de Usain Bolt  en los 100 metros   y pude ver al  hombre mas rápido del mundo mostrar su humildad antes de iniciar la carrera con el gesto de santiguarse y mirar al cielo.
Así pues te invito a tener a Dios presente en todas tus tareas , porque tener siempre presente a Dios es un gran estimulo.

https://youtu.be/5JZI0AOJ5cE

Roy Rizo
@coachingfree

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s